1-Jugar a los dentistas Los niños temen lo que no conocen. Jugar a los dentistas les familiariza con la situación que van a vivir en la clínica y así ya no desconfiarán.

2-Enseñarle la importancia de sus dientes Debemos enseñar a los niños que nuestros dientes son muy importantes. Los necesitamos para masticar los alimentos, para hablar correctamente y para lucir una sonrisa que nos hace mil veces más guapos. Así que hay que cuidarlos mucho: no comer azucares, lavar bien los dientes, acudir al dentista.

3-Llevarle a un dentista que sepa comunicar con niños Es vital que el dentista tenga formación en Odontopediatría. Una mala experiencia inicial nos cuesta muchas citas en superar. Lo mejor es que el primer contacto sea una experiencia agradable y para conocer a un nuevo amigo. Al niño le debe gustar el dentista pero al dentista también le tiene que gustar tratar niños.

4-Visitas cada 6 meses Si la visita al dentista es regular, pasa a ser parte de la rutina de los niños. Además evitamos cantidad de problemas orales porque hacemos prevención y diagnóstico temprano. Si los niños tienen alto riesgo de caries la visita al dentista debe hacerse cada 3 meses.

5-Nunca decirle que nosotros tenemos miedo al dentista… Los padres somos la mayor referencia para nuestros peques. Todos de pequeños desean ser como su ama o su aita!! Así que es lógico que si decimos a nuestros niños que no nos gusta ir al dentista y que nos da miedo lo más probable es que les pase exactamente lo mismo. Mucho cuidado con lo que decís y hacéis en casa porque se quedan con todo lo que oyen.

6-No utilizar el dentista como amenaza “Como te sigas portando mal te llevo al dentista y te va a pinchar”. Por favor no lo hagáis. Venir al dentista es algo bueno (cuidamos los dientes, hacemos sonrisas bonitas), no un castigo.

7- Estimularle a entrar solo en gabinete Los niños en general, se comportan mejor y están más relajados cuando pasan solos. Se sienten mayores y menos protegidos. 

8-Si el padre o la madre pasan al gabinete debe permanecer en silencio Es difícil saber lo que tienes que hacer cuando varias personas te dicen muchas cosas… A los niños también les pasa. Dentro del gabinete deben acostumbrarse a oír al dentista. Cuando los padres intervienen lo que hacen es quitar autoridad al dentista. La mayor parte de los padres de nuestros pacientes ya cumplen todos estos consejos y les gusta mucho ver a sus niños contentos en el dentista.