Para mantener una bonita sonrisa hay que tener unos buenos hábitos de higiene buco – dentales. Como cualquier hábito requiere de un aprendizaje para conseguir que se convierta en algo rutinario.

Por ello siempre insistimos, aunque al principio parezca mover una montaña, en motivar a los niños para que cuanto antes adquieran los buenos hábitos de higiene bucal que a los adultos a veces no nos enseñaron correctamente. Algunos consejos:

  • Hay que realizar revisiones cada 6 o 12 mesespara mantener una correcta posición, alineación y salud de los dientes. También permitirá realizar el diagnóstico de otrasenfermedades originadas en el resto del cuerpo y que se manifiestan en la boca. Todo ello de una forma incipiente, con lo cual cualquier tratamiento o corrección son muy sencillas y económicas.

  • Tratar cualquier problema detectado (caries, encías,…) de forma inmediataMenosmolestias, menor coste económico y evita el efecto ” bola de nieve ” de los tratamientos pendientes no controlados.

  • La ausencia de dolor, no quiere decir ausencia de problemas. Hay que hacer revisiones igualmente. Tienes que acudir al dentistacuando no hay dolor. Si hay dolor, es demasiado tarde.

  • Cuidar la alimentación.Tanto para la salud bucal como para la salud general de todo el cuerpo la alimentación es la primera pieza que hay que controlar y ajustar si es necesario.

  • Cepillado después de cada comida. Completar la higiene con el uso del hilo dental y cepillado de la lengua. En los siguientes vídeos podrán aprender detalles interesantes sobre la técnica a utilizar.